Tengo cistitis: ¿Voy al ginecólogo?

18
Tengo cistitis: ¿Voy al ginecólogo?

La infección de la vía urinaria baja es frecuente en la mujer y merece una atención adecuada para evitar complicaciones.

¿Qué es la cistitis?

Se llama cistitis a la infección de la vejiga, que puede también afectar la uretra, el conducto por donde sale la orina.

Se trata de una infección relativamente frecuente en la mujer que suele dar muchos síntomas y mover rápidamente a la consulta.

Dentro de los síntomas más frecuentes se presenta:

• Ardor  o dolor al orinar.

• Sensación de que queda más orina en la vejiga que no se logra expulsar (Tenesmo vesical).

• Necesidad de orinar con mucha frecuencia cantidades pequeñas de orina (Polaquiuria.)

• Emisión de orina con sangre (Hematuria).

• Incontinencia de orina de reciente comienzo.

¿Cómo se produce?

Las infecciones urinarias bajas suelen producirse por contaminación a partir de los gérmenes de la materia fecal. Generalmente se producen por una técnica inadecuada de higiene luego de la defecación en la que se arrastra materia fecal hacia delante, hacia los genitales.

Los gérmenes habituales del contenido intestinal tienen capacidad de infectar la uretra y luego ascender a la vejiga donde se produce una infección llamada cistitis.

También es frecuente que se produzcan infecciones urinarias durante el inicio de la vida sexual activa ya que durante las relaciones sexuales se puede irritar la uretra y la vejiga, sobre todo si se tienen relaciones con la vejiga llena de orina.

Ante los síntomas, ¿Debo ir al ginecólogo?

Cuando aparecen los síntomas de una infección urinaria la consulta no debe demorarse.

Si bien lo ideal es consultar con el ginecólogo, muchas veces resulta más fácil lograr una consulta con el médico clínico o con el especialista en medicina familiar.

Cualquiera sea la especialidad del facultativo, este cuadro es de fácil diagnóstico y tratamiento por lo que se debe priorizar es la rapidez en la consulta.

¿Cómo se diagnostica?

La mayoría de las veces los síntomas relatados por la persona son suficientes para arribar al diagnóstico e iniciar el tratamiento. Un sedimento de orina efectuado por el laboratorio en forma rápida confirmará la sospecha clínica.

De no ser así, el médico solicitará un análisis de orina llamado urocultivo que logrará detectar la presencia de bacterias en la orina.

¿Cómo se trata?

Las infecciones urinarias bajas no complicadas suelen requerir un tratamiento breve con antibióticos específicos de entre 3 y 5 días.

Si existe fiebre, sangrado o se presentan infecciones urinarias a repetición, el tratamiento suele ser más prolongado.

¿Es contagiosa? Cómo se previene?

Las infecciones urinarias no son contagiosas. Las bacterias que infectan el tracto urinario provienen de la propia materia fecal normal a través de una técnica inadecuada de higiene luego de la defecación.

Por ello para prevenirlas se sugiere:

• Luego de la defecación limpiar la región anal con agua y jabón hacia atrás, nunca hacia adelante, y separadamente de la zona genital.

• Si se debe recurrir a papel higiénico, deslizar el mismo desde adelante hacia atrás, una sola vez cada trozo de papel sanitario.

• Orinar cada vez que se sientan deseos, no retener la orina.

• Tomar una cantidad adecuada de líquidos, sobre todo agua.

• Orinar antes de tener relaciones sexuales.

¿Puede hacerse crónica? ¿Por que hay personas que tiene cistitis con frecuencia?

Las infecciones urinarias por gérmenes comunes no se hacen crónicas.

Sin embargo existe una situación llamada cistitis a repetición, en la que ocurren tres o más episodios de infecciones urinarias bajas en el término de un año. Ante esta situación es necesaria la consulta a especialistas como el urólogo y el infectólogo quienes investigarán factores predisponentes y eventualmente recomendarán un tratamiento preventivo.

Esta situación no debe confundirse con una infección que no curó con un cierto tratamiento y reapareció rápidamente el terminar el mismo. Sería el caso de una persona que toma un antibiótico por el tiempo insuficiente o ha recibido un antibiótico inadecuado, o cuya infección está originada por una bacteria resistente al antibiótico utilizado.

En estas circunstancias se aguardará el resultado del urocultivo y el antibiograma para diseñar el tratamiento adecuado capaz de curar la infección.

Es importante recordar que las infecciones urinarias deben ser adecuadamente tratadas para evitar complicaciones, por lo que no se deben automedicar.

Son mucho más frecuentes en la mujer que en el varón.

No todos los síntomas al orinar se deben a una infección urinaria. Pueden ser originados por una infección vaginal, una infección de transmisión sexual o cuadros menos frecuentes de causa no infecciosa. Por ello si los síntomas no desaparecen con el tratamiento es necesaria una nueva consulta.

18 comments

  1. Suly 3 mayo, 2016 at 18:00 Responder

    HOLA QUIERO SABER QUE PUEDO TOMAR PARA LA CISTITIS YA QUE TENGO UNA BEBITA DE 1 MES DE NACIDA Y LA ESTOY AMAMANTANDO ??

  2. Mar Martínez 30 abril, 2016 at 20:48 Responder

    K va pasar si dejo pasar una semana es que yo no sabía que tengo cistitis no le hice caso ya llevo una semana que tipo de doctor tengo que recorrir por favor necesito una respuesta.

  3. Marleny 16 abril, 2016 at 07:03 Responder

    Cistitis reincidente en más de 3 ocasiones . Tratada con medidas para cepas puesto que se practicó examen de orina y urocultivo . . . .?…. UROLOGO o GINECOLOGO ? Debo volver a la Ginecologa o solicitó el servicio de un UROLOGO ??..

  4. Petra 22 octubre, 2015 at 09:30 Responder

    Entonces si tengo cistitis pero también tengo infección en la vagina y voy al médico sólo a tratar la cistitis la otra infección permanece aunp

Dejá un comentario

Realidades, sexualidad y adolescencia

Realidades, sexualidad y adolescencia

Las estadísticas mundiales y nacionales son absolutas: los adolescentes varones y mujeres inician su vida sexual activa alrededor de sus 15 años.   Probablemente más de ...