Herpes genital

0
Herpes genital

El herpes genital es una enfermedad causada por el virus herpes simple de tipo 1 y 2.

 ¿Cómo se transmite el herpes genital?

El herpes genital se transmite a través del contacto de piel con piel y tiene una incidencia total estimada en una de cada mil personas. Cualquier persona sexualmente activa puede contraer esta infección.

La mayoría de los individuos con herpes genital no presentan inicialmente síntomas o muestran algunos mínimos, como fiebre, dolor muscular, flujo vaginal o dificultad al orinar.

El signo más común de la enfermedad es la formación de ampollas en o alrededor de los genitales y el recto. En poco tiempo, estas vesículas se rompen formando llagas sumamente dolorosas.

El primer brote suele ocurrir dentro de las dos semanas siguientes al contagio del virus. Las llagas tardan en curarse entre dos y cuatro semanas. Puede llegar a haber cuatro o cinco nuevos brotes en un año.

Si bien las lesiones visibles desaparecen, el virus permanece alojado en el organismo de forma indefinida, por lo que pueden volver a presentarse.

Actualmente, no existe un tratamiento definitivo para curar el herpes. Ciertas drogas antivirales pueden contribuir al control de los síntomas y una terapia supresiva diaria puede reducir las posibilidades de contagiarlo.

La manera más segura de prevenirse es el uso adecuado y habitual de preservativos. Las personas con herpes genital deben abstenerse de mantener relaciones sexuales con no infectados. La comunicación entre la pareja resulta fundamental para evitar el contagio; siempre hay que estar al tanto de si nuestro compañero tuvo o tiene la infección.

Anticoncepción

No hay comentarios

Dejá un comentario

Irritación vaginal

Irritación vaginal

Tres de cada 4 mujeres padecen una irritación vaginal alguna vez en su vida. Sin embargo para algunas mujeres estos episodios se repiten con frecuencia ...