Día internacional de la mujer

0
Día internacional de la mujer

Hay tantos estilos y formas de vida como mujeres. ¿Te gusta estar siempre adelantada a los demás?

 

Hay tantos estilos y formas de vida como mujeres. ¿Te gusta estar siempre adelantada a los demás? ¿Pensás que la vida es un camino que se recorre un paso por vez? ¿O elegís mantenerte fiel a los valores más tradicionales? Te invitamos a descubrir cuál es tu estilo.

En el transcurso de las últimas décadas, el rol de la mujer en la sociedad se modificó completamente y a una velocidad sorpresiva.

Donde ayer sólo había amas de casa, devotas esposas y madres veinticuatro horas, hoy encontramos empresarias, profesionales y hasta dirigentes de naciones enteras.

Con motivos de la celebración del Día Internacional de la Mujer, te ofrecemos una guía de características para que te identifiques y descubras cuál es tu estilo de vida.

Un paso adelante

La mujer moderna y vanguardista no está atenta a las pautas que dicta la sociedad ni pendiente de los viejos estereotipos: se reinventa día a día, siempre pendiente de lo que está por venir. Su mirada está puesta más en el mañana que en el hoy.

Se caracteriza por estar siempre actualizada sobre los temas que le interesan e intentar adelantarse permanentemente a lo que vendrá. Posee gran seguridad y confianza en sí misma y es eso lo que transmite a los demás: un optimismo imperturbable. Además, sabe comunicarse claramente y con transparencia y es dueña de un magnetismo que, invariablemente, la convierte en centro de atención allí donde vaya.

Por supuesto, no quiere saber nada con el “antiguo” rol de la mujer: es ciento por ciento independiente, forjó su propia vida y posee una vida social y profesional muy activa.

En el plano laboral, posee una gran capacidad de adaptación y administración, factor que la coloca en igualdad con el hombre e hace que incluso logre superarlo en varios aspectos.

En resumen, es una mujer que sabe lo que quiere (Estar siempre un paso adelante) y para quien ningún obstáculo es demasiado grande para alcanzarlo.

Un día por vez

A diferencia del tipo anterior, la mujer contemporánea prefiere disfrutar el presente sin precipitarse. Si bien posee expectativas que anhela conquistar, no tiene prisa alguna por llegar a su meta y elige ir paso por paso, disfrutando de todo lo que el día de hoy tiene para ofrecer. No se presiona ni se hace demasiado problema por las exigencias de la sociedad.

Pese a sus aspiraciones y a sentirse atraída por los nuevos roles de la mujer, conserva ciertos rasgos tradicionales y tiende a ser más equilibrada y medida. Busca la independencia tanto en el aspecto profesional como en el sentimental, pero a veces las dudas se convierten en impedimentos: no siempre está segura de cómo conquistar nuevos terrenos en el trabajo ni encuentra al hombre ideal para vivir una relación de pareja más libre y menos dependiente.

No obstante, jamás permite que los inconvenientes o las dudas la frustren y encara cada día con optimismo y renovada ambición, porque sabe que los proyectos se construyen colocando una pieza por vez.

Los valores ante todo

Finalmente, encontramos un tipo de mujer al que las modificaciones en los roles le son completamente indiferentes.

La mujer de estilo más tradicional y conservador tiene su corazón puesto en los valores.

Añora otras épocas pasadas y no muestra entusiasmo alguno por el lugar del sexo femenino en la sociedad actual: se mantiene fiel a los antiguos ideales.

Se siente cómoda en su papel de madre y esposa y se enorgullece de su posición, sin pretender mayores logros a nivel personal. Así, dedican la mayor parte de su tiempo al bienestar de su familia y otorga poca importancia a la vida social.

Las mujeres tradicionales tienen bien claro lo que quieren y están decididas a preservar su estilo de vida.

Un poco de historia sobre el Día Internacional de la Mujer

Todas sabemos que el 08 de Marzo millones de mujeres de todo el mundo celebramos nuestro día. Pero, ¿Cuántas de nosotras realmente sabemos por qué se nos agasaja en esta fecha o qué es lo que ocurrió para que empezara a celebrarse?

Si bien la ONU establece oficialmente el Día Internacional de la Mujer en Diciembre de 1977, detrás de esta decisión hay una muy extensa, y generalmente desconocida, historia previa.

Lo cierto es que, más allá de que estas versiones han sido refutadas por varios historiadores, no existe un acontecimiento único que lo haya iniciado, sino que nace como consecuencia de una cadena de sucesos relacionados con la lucha de las mujeres por la reivindicación de sus derechos.

Los más importantes se dan en 1909, cuando el Partido Socialista norteamericano realiza la primera de las jornadas anuales de reflexión y acción por el derecho al voto y en contra de la guerra, denominadas ‘Women’s Day’; en 1910, cuando la dirigente alemana Clara Zetkin propone convertirlo en un acontecimiento internacional; y en 1911, cuando se conmemora por primera vez en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza.

El por qué de la elección de esta fecha en particular es un hecho que no está del todo claro.

La versión más citada afirma que recuerda el pronunciamiento masivo contra la guerra y a favor del voto de millones de mujeres alemanas, suecas y francesas, ocurrido ese mismo año.

Ahora ya lo sabés. El Día Internacional de la Mujer no tiene que ser sólo una excusa para juntarse, salir con amigas o pedir regalos. Constituye un homenaje a la mujer como protagonista de la historia y debe motivarnos a reflexionar sobre las condiciones de desigualdad en las que aún muchas de nosotras nos vemos obligadas a vivir.

Estilo

No hay comentarios

Dejá un comentario

Enfermedad fibroquística de las mamas

Enfermedad fibroquística de las mamas

Si te encontraste con este diagnóstico después de un examen, seguramente hayas entrado en pánico. Pero ¡tranquila! no deberías tomarlo tan literalmente ¿Querés saber qué ...