Detener el tiempo para ser mamá

0
invitro-bsas

Con los años la mujer viene postergando la edad en la que inicia la búsqueda de un hijo. En las últimas décadas, la edad promedio del primer embarazo en la mujer ha ido aumentando en forma significativa. Esto se debe a que actualmente la mujer no sólo quiere ser mamá y esposa sino que en muchos casos quiere estudiar e insertarse laboralmente lo que lleva a que retrase el momento de formar una familia.

Lamentablemente, encarar la maternidad a una edad más tardía puede jugarle en contra a la hora de querer finalmente ser madre. Esto se debe a que la fertilidad decae después de los 35 años y muchas mujeres llegan a esa edad sin siquiera pensar en la maternidad o incluso algunas todavía no han formado una pareja.

Investigaciones recientes, demuestran que a la edad de 40 años la mujer sólo tiene un 3% de su reserva ovárica y esta disminución, que comienza a profundizarse a la edad de 35, suele pasar desapercibida por las mujeres ya que éstas tienden a sobrestimar su potencial de fertilidad.

Es importante tener en cuenta que el hecho de tener ciclos regulares y menstruar todos los meses no garantiza que la mujer puede embarazarse.

¿Cuál es el momento ideal para embarazarme? ¿Y si no me quiero embarazar a esa edad, que hago?

Lo ideal sería que una mujer intente ser madre antes de los 35 años pero su reloj biológico no siempre va de la mano con su momento personal. En esos casos tiene la posibilidad de preservar su capacidad reproductiva congelando óvulos.

¿Qué es la vitrificación de ovocitos?

La vitrificación de ovocitos es la congelación de los óvulos por una técnica de congelación rápida que permite preservar los óvulos para que una vez que se descongelan tengan la misma capacidad fecundante que antes de ser congelados. De todas maneras, hay que tener en cuenta que hay una relación inversa entre capacidad fecundante de los óvulos y la edad. A mayor edad, menor capacidad fecundante. Es por eso que la decisión de congelar óvulos debe tomarse lo más temprano posible dejando el embarazo para el momento más oportuno.

Esta técnica comenzó a desarrollarse para solucionar el problema de las pacientes con cáncer que deben recibir tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia que pueden dañar los óvulos no permitiendo a futuro que logren un embarazo. En estos casos se puede congelar óvulos o tejido ovárico antes de someterse a la terapia oncológica.

Pero una vez que se difundió esta práctica y la técnica se optimizó empezó a ofrecerse a mujeres para preservar su fertilidad. Actualmente la Sociedad Americana (ASRM) y Europea de fertilidad (ESHRE) dejaron de considerar esta técnica de vitrificación de ovocitos como una técnica experimental y aconsejan ofrecerla a mujeres sanas que quieren preservar su fertilidad.

Hoy en día son más las mujeres que realizan este procedimiento porque decidieron postergar su maternidad por motivos personales, profesionales, de pareja, de tiempo, de estudios, de trabajo o por la razón que fuese, que las que lo hacen por un problema médico.

¿Cuáles son los pasos a seguir para la vitrificación de ovocitos?

Para realizar este procedimiento la mujer debe someterse a una estimulación ovárica para intentar generar la mayor cantidad posible de óvulos en ese ciclo. Esto se logra con la aplicación de hormonas durante aproximadamente 10 días. Durante ese tiempo se van haciendo ecografías transvaginales para monitorear el crecimiento de los folículos que son los que van a tener los óvulos que luego se congelarán. Justo antes de que la paciente ovule se realiza lo que llamamos aspiración folicular. Esto consiste en una punción que se hace por vía ecográfica y con anestesia, donde se extraen finalmente los óvulos para luego vitrificarlos en el laboratorio y mantenerlos almacenados en nitrógeno líquido durante un tiempo indefinido. Los óvulos pueden conservarse indefinidamente.

Si más adelante la mujer decidiera utilizar los óvulos congelados, éstos se descongelarán y se fecundarán mediante la técnica de Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI) para generar embriones. A su vez se deberá preparar el endometrio (la capa interna del útero) con hormonas durante alrededor de 12 días para la implantación de estos embriones.

Es decir que aquellas mujeres que quieren ser madres pero sin deseo gestacional en el momento actual y por lo tanto desean diferir su maternidad sin correr el riesgo que el paso del tiempo se los impida, pueden vitrificar ovocitos.

Geller

Dra. Marisa Geller
Ginecóloga, Especialista en Medicina Reproductiva – Directora médica In vitro Buenos Aires
www.invitro.com.ar

Fertilidad

No hay comentarios

Dejá un comentario

¿Qué es el climaterio?

¿Qué es el climaterio?

El climaterio comprende el período donde la mujer pasa de la etapa reproductiva o fértil, a la no reproductiva.    Representa, al igual que la ...